Por fin arranca este loco proyecto! Les cuento cómo nació: los primeros días del último Febrero tuve que viajar 4 días a Miami “por trabajo”. Lo pongo entre comillas porque en realidad, si bien la actividad que iba a realizar era en esa ciudad yo siempre le huyo. No es que no me guste Miami, pero es demasiado caótica para mi gusto. Sobre todo el nivel de tráfico y estacionar el auto en ciertas zonas y horarios. Hay demasiada gente concentrada, entonces yo suelo elegir el alojamiento en alguna ciudad cercana pero más tranquila, que me permita llegar rápidamente en el auto a Miami pero evitando lo más posible su caos y exceso de gente.

En esta oportunidad fui a Deerfield Beach y como sabía que iba a estar 4 días allá solo era evidente que podía elegir yo cada una de mis comidas. Buenísimo!!! Nadie me iba a poder decir “no, otra vez hamburguesas no comemos”… y me decidí a batir mi propio record. A ver, mirando hacia atrás… a mí siempre me gustaron mucho las hamburguesas, como a casi todos supongo, pero digamos que a mí me gustan muchísimo. Y en los últimos 2 años se volvió ya un fanatismo.

Hubo un antes y un después que fue justamente otro viaje que hice hace un año, por la costa Oeste de USA y Hawaii en el cual prácticamente comí hamburguesas todos los días. Fue un viaje con mi papá de 3 semanas, así que comí muchas hamburguesas, más de 15 sin duda… Además esa fue la primera vez que antes de viajar me preocupé por “el tema” y recolecté algunos datos y recomendaciones entonces digamos que fui bien “preparado” para comer las mejores hamburguesas de mi vida y lo logré.

Un poco la idea de este blog respecto a las hamburguesas es esa: que el que me lee trate de no ir nunca más a un McDonalds o BK, etc. Ojo, no tienen nada de malo, son ricas también, para salir del paso voy a ambos lugares muchas veces (pero siempre que puedo elegir voy a BK) y además en Buenos Aires tampoco hay muchas más opciones que esas dos. Pero los que pueden viajar a USA para mi es un desperdicio enorme ir a esas dos cadenas teniendo tantas opciones mucho mejores.

Yo creo que en Buenos Aires también se pueden comer algunas muy buenas pero también que Estados Unidos es la tierra sagrada para nosotros los de la “Religión del Patty”. Ellos se toman la cuestión mucho más en serio, hay fácil diez veces la cantidad de opciones que tenemos en Argentina. Allá podes comer una hamburguesa en cualquiera de las cientos de franquicias que existen de fast food pero también en la mayoría de los restaurantes y SIEMPRE… siempre son buenas, al menos en mi experiencia.

Bueno, después de aquel viaje de vacaciones que me abrió bastante el panorama en el 2014 y del cual pronto voy a contar en otro post, hice otro viaje de 3 días, solo yo y por trabajo, al DF mexicano y de nuevo comí muy buenas hamburguesas. Y la siguiente vez que me tocó estar en Estados Unidos fue justamente ahora en Febrero, entonces llevaba una gran expectativa de repetir un poco la experiencia me que había marcado el año pasado. Primero, ya antes de viajar decidí que iba a comer casi exclusivamente hamburguesas durante los 4 días y luego, la primera mañana en el cuarto del hotel de repente me dije a mí mismo “¿por qué no Patricio? Voy a empezar un blog sobre hamburguesas…” y hoy a casi 2 meses de eso estoy escribiendo el primer post.

La cosa se demoró un poco más de lo que yo hubiera querido porque di unas cuantas vueltas, estaba en cero en este mundo de los blogs, yo quería mi propio dominio y un logo, quería un diseño al menos un poco mejor que los que por defecto te ofrecen las plataformas y tuve que mechar todo ese aprendizaje con bastante trabajo que por suerte tuve últimamente, pero material para subir tengo bastante ya escrito así que ahora se vienen unos cuantos posts seguidos. Tengo que agradecer especialmente unos tips muy tempranos que me dio la gran Floxie y que me sirvieron mucho para dar los primeros pasos, les recomiendo su blog!

Ese fue el origen de esta idea. Lo único que falta agregar es la intención personal que tengo al empezar esto. En simplemente volcar acá algunas experiencias que tuve y tendré sobre las cosas que a mí más me gustan, que son simplemente viajar, sacar fotos y comer cosas ricas. Las tres cosas si es posible siempre en buena compañía pero si no se puede, como aprendí hace poquitos años, hay que salir a hacer y disfrutar esas mismas cosas aunque sea solo.

Cuando escriba posts sobre hamburguesas me voy a tomar el atrevimiento de hacer una crítica con puntaje, no solo a lo que haya comido puntualmente sino a la experiencia completa (lugar, atención, precio, etc.) Aclaro que no solo escribiré posts sobre hamburguesas!!! Obvio que eso sería muy limitado, pero me pareció original ponerle el nombre al blog en relación a ese fanatismo que tengo por ese sándwich tan maravilloso de carne, queso y bacon, algo quizás no tan común ya que muchos las consideran comida chatarra e insalubre y original también porque seguramente hay miles y miles de blogs sobre viajes, fotos y comida pero no tantos específicamente sobre hamburguesas.

Voy a escribir más que nada sobre esos tres temas pero no exclusivamente y también pienso que si la cosa funciona y logro que la gente me lea esto va a evolucionar quizás en otra cosa un poquito distinta. Veremos…