Ya tramitando los últimos días del viaje por la costa oeste de los Estados Unidos me tocó hacer en auto el trayecto desde Las Vegas a San Diego y por esas “casualidades” terminé comiendo una hamburguesa en un Dairy Queen al lado de la ruta y a un par de kilómetros de Calico, el pueblo fantasma que había recomendado visitar hace poco Floxie por Twitter.

the_burger_life_May-09-135232

El menú no es muy variado, Dairy Queen vende principalmente helados y jugos. Solo ciertos locales tienen “Grill” y venden algunas hamburguesas. Comí una “Bacon Cheese Grillbuger”, versión doble, pero es mejor el nombre que el sándwich. Claro que estaba rica y con hambre suficiente puede llegar a ser deliciosa pero siendo más exigente y objetivo, esa es mi tarea, es una hamburguesa del montón comparada con universo existente.

the_burger_life_May-09-133809

Tenía buen sabor a parrilla y al ser la versión doble era bien grande. Incluso cuando me la trajeron a la mesa tuve un lindo presentimiento pero luego no estuvo a la altura. Ni siquiera a la altura de mi recuerdo de cuando había comido en Dairy Queen un año atrás en Las Vegas y me había gustado más. Esta vez el sándwich tenía bastantes vegetales (demasiados para mi gusto, creo que eso lo arruinó…vean la desproporción en la foto) y el pan era bien blandito y bien amarillo, no sé qué tipo de par era pero me llamó la atención eso, su color amarillo en la miga. Estaba bueno el pan.

the_burger_life_May-09-134025

Las papas estaban igual que la hamburguesa, bien pero no más que eso. Lo que no comí en esta oportunidad pero si comí varias veces son los helados de esta cadena. Son como los de McDonalds pero llevados al límite ya que hay decenas de ingredientes para ponerles (oreo, peanut butter, chocolate, frutas, reeses, butterfinger, snickers, etc, etc). Y se les pueden poner varios a vez…

Los helados si se los recomiendo, sobre todo el Blizzard, que lo podes dar vuelta al vaso y no se cae de lo denso que es. Es helado de máquina, como el conito de McDonalds, nada especial pero con la cantidad de cosas que hay para ponerle se hace mucho más interesantes. Por lo menos había WiFi, pero no era del Dairy Queen sino del complejo, donde estaban también Subway y un par de chatarras más. Las gaseosas con refill por supuesto.

Lo de visitar el pueblo fantasma lamentablemente no pudo ser, solo pude ver a lo lejos el “cartel” que lleva su nombre en una pequeña montaña. Pasa que yo quería llegar a ver el atardecer en La Jolla, San Diego y para eso teníamos que seguir viaje rápidamente.

https://www.dairyqueen.com/

 

puntajes_3

 

the_burger_life_May-09-132415 the_burger_life_May-09-135125