Tengo un amigo que vive cerca del centro y que me hace la competencia en esto de probar todas hamburguesas porteñas. Incluso tengo que admitir que siempre me lleva algo de ventaja y precisamente uno de los lugares que él me venía diciendo “probalo, probalo, probalooooo” era este. El Banco Rojo no es precisamente una hamburguesería, pero igual se las trae. Hacen comida rápida variada (léase tacos, sándwiches, ensaladas, empanadas). Todo a muy buenos precios y por suerte hay un par de opciones en hamburguesas.

La historia de cómo terminamos con otros dos amigos acá es así… Antes de esto habíamos ido al Burgerfest, organizado por un blog colega. Un sub-evento hamburguesero, dentro de otro evento gastronómico dedicado a las carnes a la parrilla. La realidad es que las hamburgueserías presentes eran varias y estaban algunas de las mejores así que fuimos con una gran expectativa. Pero la desmedida concurrencia de gente hizo que se nos arruine por completo la experiencia. El evento todo el fin de semana pero nosotros fuimos el domingo a las 15hs, claramente en el peor horario posible. Encima era en el hipódromo de Palermo y había carrera así que estaba todo explotado de gente.

the_burger_life_May-01-155120

Acá les dejo un par de fotos de lo que era el acceso al predio (situado dentro de la pista de carreras) y las colas para pedir, para que entiendan el volumen de gente que había y el motivo por el cual decidimos irnos. No somos tan mala ondas, pero era una locura quedarse. Había bastante gente de mal humor de hecho.

the_burger_life_May-01-153607-2 the_burger_life_May-01-155313

Así que nos fuimos sin comer nada. Las colas para comer cualquiera de las hamburguesas eran de mínimo una hora y probablemente había que comer sentado en el piso. Así que nos fuimos para San Telmo, en teoría hacia La Cresta pero como estaba lo encontramos cerrado terminamos comiendo en El Banco Rojo que está a 100 metros de distancia.

La propuesta según yo entiendo es servir comida casi al paso, para comer en pintorescos bancos (obviamente rojos), a un precio excelente pero con muy poca infraestructura, de hecho no entiendo como puede ser pero aparentemente el local no tiene baños. La comida se pide en un mostrador, detrás del cual está la pequeña cocina y uno puede ver cómo le preparan lo que va a comer. Si estás dispuesto a comer una hamburguesa muy rica, de buen tamaño y a un precio muy pequeño, pero en condiciones que rozan el límite de la comodidad, este es tu lugar ejeje!

the_burger_life_May-01-171337

En el menú hay dos hamburguesas, una veggie y una más bien clásica con lechuga, pepinillos, queso y panceta. Pero además justo había un especial de la semana que no siempre es hamburguesa pero parece que me estaban esperando, o justo tuve suerte! Esta especial a mí me resultó más interesante porque tenía queso azul, panceta, cebolla caramelizada, pickles de jalapeño y apio. Los jalapeños casi no picaban y el apio ni lo sentí. Mis amigos fueron en cambio con la clásica pero le agregaron huevo.

the_burger_life_May-01-171031

No sé las de mis amigos porque no me dio para robarles un mordisco, pero la mía estaba espectacular. El tamaño era enorme, los ingredientes muy frescos y el sabor y la textura de todo en conjunto me pareció excelente. El queso cheddar bien chancho, medio empastado con todo lo demás. La carne muy sabrosa, jugosa y tostada a la vez. El pan rico, húmedo pero un poco frágil ante tanta cantidad de comida que venía entre ellos. Y por suerte amigos: la panceta estaba crocante!

the_burger_life_May-01-171055

Las papas fritas vienen con cada hamburguesa y son bastante originales. Son rodajas finitas, medio parecidas a las papas de los snacks pero estaban recién fritas, crocantes y con pimentón o paprika espolvoreada por arriba. Me encantaron, no sé si más que unos buenos bastones pero igual las banco. Hay que animarse a algo distinto de vez en cuando.

Si tenemos en cuenta el precio yo creo que es aceptable la poca atención e infraestructura. Éramos tres y gastamos menos de $300. Ya hay varias hamburgueserías por Palermo dónde hoy tenemos que pensar en un presupuesto del doble que eso. Acá sin embargo las hamburguesas salen menos de $100 y ya vienen con papas fritas. Pero por otro lado hay que considerar que no hay mesas, solo banquetas y unas tablas que rodean las paredes del local para apoyar la comida. Es bastante precario en ese sentido pero la comida es muy rica. Nosotros nos fuimos muy satisfechos con las hamburguesas y según mi amigo que ha ido varias veces, el resto de los platos son buenos también. Así que yo cuando pueda volveré…

Me gustó: el sabor de la carne mezclado con todo lo demás; la cantidad de queso cheddar; el punto de cocción de la panceta era el correcto.

No me gustó: el pan se rompía un poco; obviamente no fue cómodo comer tres personas sobre una tabla de un metro por treinta centímetros y tampoco tener dónde lavarse las manos.

https://www.facebook.com/El-Banco-Rojo-284707718207090/

 

puntajes_4

 

the_burger_life_May-01-171038 the_burger_life_May-01-171036-2 the_burger_life_May-01-171045 the_burger_life_May-01-170944 the_burger_life_May-01-171328 the_burger_life_May-01-171259 the_burger_life_May-01-165137