El mes pasado hicimos un lindo viaje por la Florida que tuvo un importante cambio de planes gracias al famoso Huracán Matthew. El destino quizo que nos tengamos que mover a otra ciudad y por eso me quedaron en el tintero varias hamburgueserías. Algunas de las que tenía muchas ganas de ir como The Le Tub Saloon, Mooyah  o The Burger Freak van a tener que ser en un viaje futuro. Pero como no hay mal que por bien no venga este cambio también me permitió chocarme literalmente con un Johnny Rockets. Esto fue en el hermoso Millenia Mall de Orlando así que ahí aprovechamos para finalmente probar estas famosas hamburguesas.

Jonnhy Rockets es una de las cadenas internacionales que más me han recomendado por las redes sociales desde que empecé con el blog. Me han mandado fotos de sus hamburguesas decenas de veces. Es que no solo hay locales en EE.UU. Hay en más de 20 países incluidos los vecinos Chile y Brasil. Hay en casi todos los continentes. Incluso hay abordo de unos cuantos cruceros de la flota de Royal Caribbean pero no justo en el Empress of the Seas que fue el crucero que nosotros abordamos por cuatro días al comienzo de este viaje. Así que al ver que la suerte no estuvo de mi lado con Johnny y el crucero lo había quitado de los planes hasta nuevo aviso. Pero luego Mathew, de alguna manera, me puso justo frente a uno.

the_burger_life_oct-08-153041-2

Este fenómeno que amenazaba con devastar todo el estado nos hizo movernos a Orlando. Después por suerte se desvió y no fue tan demoledor pero por esas casualidades increíbles de la vida nosotros estábamos justo en un Wyndham sobre la A1A, a 100 metros de la playa. Estábamos en Pómpano Beach y en todos lados decían que el huracán se dirigía con toda su furia justamente hacia esta zona. Quedaban aproximadamente 24-36 horas para que llegue el monstruo que ya había hecho destrozos por gran parte del Caribe y en el hotel  nos “recomendaron” que, por precaución, abandonemos la zona. La idea era estar lejos del mar así que hicimos las valijas y nos fuimos para Orlando.

Como dije antes tenía demasiadas recomendaciones pero uno a veces prejuzga y yo tanta fe a este no le tenía. Por eso ya no estaba en los planes de este viaje. Pero tengo que admitir que superó ampliamente mis expectativas. Si bien para mí no deja de ser un fast food la realidad es comimos muy bien, nos atendieron de maravillas y pagamos algo muy lógico. La realidad es sobró comida, las papas fritas no deberíamos haberlas pedido. De esa manera hubiéramos gastado $30 dólares con los tots, los dos sandwiches y las dos bebidas (con refills).

Ni bien nos sentamos en la mesa vimos que ofrecían unos Tater Tots con cheddar, panceta y cebolla que te daban ganas de comerte la foto así que nos tiramos de cabeza con eso. Y nos fue genial. Estaban realmente espectaculares. Recuerdo que los devoramos en segundos porque además los trajeron muy rápido, antes que las burgers.

the_burger_life_oct-08-145942 the_burger_life_oct-08-150319-2

Los tots son como pequeñas croquetas de papa, fritas y crujientes. Yo los había probado por primera vez en Charm City Burger Company, sin nada arriba y mucho no me habían convencido. Pero estos fueron espectaculares. Además pedimos unas papas fritas que no estaban tan ricas y que ni hubiera sido necesario pedir.

Hamburguesas nos pedimos los dos la misma. Solo que yo la pedí doble. La elegida fue la Smoke House con applewood smoked bacon, aros de cebolla, cheddar de Wisconsin y la salsa BBQ que le da el nombre al sándwich. Muy rico el pan, bien esponjoso. Excelentes los aros de cebolla y el mix de sabores que componían junto con el cheddar y la panceta. Es una combinación que no puede fallar. Lo que para mi podría haber sido mejor es la carne. Si bien tenía muy buen sabor el patty es un poco finito y creo que sin pedirla doble se quedaría un poco corta de proteína. De todas maneras es una hamburguesa realmente exquisita.

the_burger_life_oct-08-150841

También se pueden comer sándwiches, ensaladas y unos shakes que se ven super tentadores. La próxima me pido uno, definitivamente. Para acompañar hay mucha variedad: papas, batatas y aros de cebolla fritos. También hay varios toppings para las frituras como por ejemplo chili, queso cheddar, cheddar con chili y cheddar con bacon, etc.

El local tenía la cocina a la vista pero no recuerdo haber salido con olor en la ropa. No estaba perfectamente limpio pero se podía tolerar. Estaba en el patio de comidas del mall pero era cerrado totalmente y con baño propio.

La verdad es que ahora voy a hacer lo mismo que me hicieron a mi tantas veces. Es decir… recomendarlo. Habría que ver si en todos los países mantienen la misma calidad y el mismo sabor. En los EE.UU., para mí, tiene aprobación absoluta. No es caro, es un fast food de los buenos ya que uno pide y en 5 minutos tiene la comida sobre la mesa. Pero se come riquísimo. Se nota que es todo un sistema, nada artesanal. Pero nos atendieron muy bien. Nuestro mozo nos hizo una carita feliz con ketchup y otro de ellos iba cantando mientras recorría las mesas jajaja.

Me gustó: los tater tots impresionantes; el pan de la hamburguesa; el sabor de la carne.

No me gustó: el grosor del patty, podría ser mayor; las papas fritas, nada especial, no existen al lado de los tots.

http://www.johnnyrockets.com/

 

puntajes_4

 

the_burger_life_oct-08-150329 the_burger_life_oct-08-150352 the_burger_life_oct-08-150034 the_burger_life_oct-08-152856 the_burger_life_oct-08-152844 the_burger_life_oct-08-145440 the_burger_life_oct-08-144128 the_burger_life_oct-08-144325