Cuando fui al Burgerfest hace un par de meses, el puesto de venta con la cola más larga (y por bastante) era el de Deltoro. No me lo contaron, lo vi yo. Quizás un rato antes o un rato después la mayor concentración de compradores le pertenecía a otro. Pero al menos el rato que yo estuve ahí, este fue el panorama. Desde ese momento que quiero ir a probarlas.

Deltoro abrió su primer local hace ya bastante, no sé bien cuánto tiempo pero lo recuerdo desde el principio del blog. Un primer local en el centro, en Monserrat. Y ahora hace unos meses está este nuevo local en Microcentro, debajo de una gran torre que se llama Bellini. Más precisamente Esmeralda y Paraguay.

Llegamos y el local estaba lleno. Adentro y afuera. Claro, como en todos lados los últimos días de Diciembre. El local es muy lindo, hay que decirlo. Tiene su onda, hay buen gusto. Hasta tiene un jardín colgante en una de las paredes. Mesas altas, mesas bajas y una barra al fondo. Yo calculo que se sientan al menos unas 50 o 60 personas ahí dentro y además tiene mesas afuera.

Pedimos una Joselito (vaca, queso azul, rúcula y champiñones) y una Matador (cerdo, panceta, queso, huevo, lechuga y salsa BBQ) pero hubo un problema. La persona que nos atendió ya nos había comentado que ese mediodía había sido una locura de gente. Y se ve que algo raro pasó en la cocina. Nos mandaron una Joselito y una Clásica (vaca, jamón, queso, tomate y lechuga). Tremendo. Nos dejaron con las ganas de probar la de chancho. Y lo que es peor, la clásica trae unos ingredientes simples, ricos pero que yo nunca pediría. Ni siquiera tiene cheddar. Y no tiene panceta. Y tampoco tiene panceta la otra que habíamos pedido. Conclusión: no pude probar la panceta de Deltoro. Ni el cheddar.

Y si me preguntan porque no pedí que me lo cambien, la verdad es que estaba muy apurado. Tenía que estar en otro lado en poco tiempo y ya habían tardado bastante en traernos la comida. Yo calculo que tardaron entre 20 y 25 minutos.

Las hamburguesas estaban ricas. La Joselito incluso más que rica. Porque se nota que en Deltoro usan materia prima de buena calidad. Pero (tal cual me habían anticipado) el pan es muy compacto. Y la carne tampoco es demasiado buena. Usan pattys altos, de buen tamaño y de 160 gramos. Pero la textura no es buena. Y la realidad es que en ambos sándwiches terminó pasando lo mismo: los buenos ingredientes quedaron opacados por un pan y una carne muy floja. Y la realidad es que para mí lo más importante en una hamburguesa es la carne y el pan. Y el queso, obvio.

Respecto al pan, no sé si fue casualidad o ahí ya sabrán que este es su talón de Aquiles, me comentaron que casualmente están en pleno proceso de cambiar la receta. Haciendo pruebas y buscando justamente que sea más esponjoso. Bien, si logran eso y mejoran la carne cambiaría totalmente el producto.

Pedimos también los dos tipos de papas fritas que tienen. Las comunes (que no son tanto porque son cuadraditas, con piel) y las soufflé, redondas e infladitas. Las papas no estaban mal pero tampoco creo que estén entre las “buenas”. Si tengo que elegir, me quedo con las comunes porque estaban un poco más cruchy. Pero ninguna tan crunchy como yo hubiera deseado lamentablemente.

Si vemos los precios, en relación a lo que nos dan para comer la ecuación es buena. Uno se puede comer una hamburguesa de buena calidad, de buen tamaño, con unas papas y una gaseosa por $170. Hoy eso es prácticamente “barato”. Y más aún considerando la calidad de los ingredientes y lo lindo que es el lugar.

Como está tan de moda, las hamburguesas hoy maridan con la cerveza. Siempre. Y Deltoro tiene unas cuantas para elegir. También hay desayunos, propuestas más sanas, bifes de bondiola y de chorizo, ensaladas y sándwiches. La verdad es que es bastante amplio el menú. Más de lo que suele ofrecer la hamburguesería promedio.

En fin, creo que quedó en claro que Deltoro tiene dos puntos débiles por mejorar. Uno parece que ya lo tienen en claro. El otro esperemos que pronto también. Pero mientras tanto hay que decir que hay hamburguesas mejores en Buenos Aires, varias. Esa es la realidad. Si pasan por ahí y les pinta tomarse una birra, seguro es un lugar con mucha onda. Y si la birra con la panza vacía les cae mal, pídanse una hamburguesa porque tampoco creo que se vayan a ir de mal humor. Pero yo no lo recomendaría para comer una muy buena hamburguesa, en un zona dónde se encuentran también Perez H, 180 Burger Bar y otros.

Me gustó: la combinación de rúcula, hongos y queso azul estaba muy rica, de verdad. Se notaba la calidad de todo.

No me gustó: el pan y la carne, flojos los dos. Y obviamente, que me traigan mal el pedido y no haber podido probar ni el cheddar ni el bacon de este lugar…

PD: La gracia, esa tarde en Twitter fue decir que Deltoro me había gustado un poco más que Carne, y es una realidad. Igual para mí las dos están ahí muy cerca, por eso los dos llevan el mismo puntaje. Pero yo, si tengo que elegir me quedo con la variedad y el tamaño de Deltoro antes que con el buen pan de Carne. Y fue gracioso porque obviamente con la polémica que armamos la semana pasada y los muchos defensores y detractores que tuvo Carne, más de uno me dijo que yo estaba loco. Jajaja.

https://www.facebook.com/Deltoro-Burgers-1548185455421809/

 

puntajes_3