Outback Steakhouse es una franquicia de comida americana, nacida en Tampa, que tengo en la mira desde hace ya varios años. Desde antes del blog, en varios viajes a Estados Unidos me llamó la atención justamente por la cantidad de locales que había. Incluso me parecía que en cada viaje había más, entonces quería probarlo. Pero por distintas razones hasta hoy se fue demorando…

the_burger_life_Nov-14-184023

Hace solo dos semanas intenté ir y llegué hasta la puerta de uno, cerca de Fort Lauderdale pero justo ese desde afuera me pareció feo y me ganó el prejuicio. Por suerte fue así ya que de ahí me fui a probar Flanigans y comí absolutamente genial. El tema es que hoy finalmente fui a un Outback pero en otro punto muy distinto del planeta: en Rio de Janeiro, Brasil.

Y por un lado me fui totalmente desilusionado pero por el otro pienso también que una franquicia así, tan grande (con 1200 locales en todo el mundo), puede dictar ciertas normas e incluso el menú que deben ofrecer los franquiciados pero cuando se cruzan las fronteras y se instalan en países tan distintos no se puede mantener siempre la misma calidad. Digo esto porque cuando vuelva a USA volveré a “probarlo” y estoy seguro de que puede ser bastante mejor que mi experiencia brasilera.

the_burger_life_Nov-14-191251

Tampoco me fue taaaan mal, ya les cuento… pero yo esperaba mucho más. De hecho lo único que me gustó fue la entrada: nos pedimos el plato quizás más característico de esta franquicia, su marca registrada. Yo no sé si lo habrán inventado ellos o qué pero casi siempre que veo algo referido a esta cadena aparece una foto de sus aros de cebolla. Son muy llamativos porque los hacen de una manera muy vistosa, como en forma de flor. Obviamente usan una cebolla gigante y los cortan de manera que parecen pétalos. Y son riquísimos… vienen con una mayonesa en el centro medio picantita, son muy buenos de verdad y comen dos o tres personas fácilmente de esa entrada. Solo por eso valió la pena ir.

the_burger_life_Nov-14-192425

Después yo me pedí una hamburguesa de pollo, que ahora que pienso es la primera vez que hago una reseña para el blog con pollo, pero cada tanto yo me pido alguna. No estoy en contra del pollo, para nada. No deja de ser una hamburguesa y es bueno variar un poco. De hecho he comido algunas de pollo geniales, por ejemplo en Teddy´s, en Hawaii. Siempre lo prefiero rebozado y frito, mucho más que grillado. Para mi queda mucho mejor de esa manera.

Pero la que comí acá si bien era de pollo frito no estuvo buena. El pan era normal, parecía un par Bimbo para hamburguesas pero un poco más grande y sin sésamo. Tenía una supuesta mezcla de quesos pero casi inexistentes y digo “casi” porque lo que era verdaderamente inexistente era el bacon! Vean la foto y opinen. Es para reir y/o llorar. Nunca pedí una hamburguesa con bacon y tenía TAN POCO. Sinceramente era para levantarse e irse, pero bueno… todavía soy un ser civilizado.

the_burger_life_Nov-14-194222-2

La hamburguesa se llama Alice Fingers Burger (nombre raro si lo hay) y la completan unos hongos, tomate y una especie de honey mustard, todo bien normal sin que se destaque nada. En cuanto al pollo estaba rico, no puedo negarlo. Difícil que el pollo frito sea feo, además debo decir que me llenó un montón, es de buen tamaño. Pero si ven la foto del menú y comparan con lo que me trajeron a la mesa era verdaderamente indignante. La de la foto tenía una facha mortal! Tenía fácilmente el quíntuple de panceta… Qué caraduras!

Las papas fritas eran poquitas en relación al tamaño del sándwich y los aros de cebolla. Pero eso no importa, el tema es que eran muy malas las papas. Y eso que es difícil hacer mal unas papas fritas. Pero estaban desabridas y bastante frías.

the_burger_life_Nov-14-194212-2

El local estaba bastante bueno, dentro de un shopping y es otro más de los motivos por los cuales me esperaba más. Vean la cantidad de gente que había sentada afuera del local, estaban todos esperando. Nosotros esperamos fácil media hora también. No tenía WiFi pero las bebidas eran con refill gratis y no es muy caro. Los platos rondan los 40 reales y son abundantes, pero salvo los aros de cebolla los dos que pedimos fueron mediocres (también pedimos unas pastas).

the_burger_life_Nov-14-191908

En fin, una experiencia para olvidar pero nuevamente digo que estoy seguro de que en yanquilandia tiene que ser mejor. Algo como esto no podría haber logrado semejante éxito y los americanos no comen cualquier cosa. Este nivel de comida en Estados Unidos no subsiste ni de casualidad… si alguno fue en otro país por favor cuente su experiencia. Yo por lo pronto me quiero sacar la duda cuando vaya a USA y además ya solo por la Bloomin´ Onion vale la pena volver. Pero el puntaje va a ser solo dos porque la hamburguesa era mediocre.

Me gustó: lo único bueno fueron los aros de cebolla, realmente excelentes y salvaron la noche.

No me gustó: casi todo lo demás, lo del bacon fue un cargada!

http://www.outback.com.br/

 

puntajes_2

 

the_burger_life_Nov-14-194200 the_burger_life_Nov-14-183936 the_burger_life_Nov-14-191812 the_burger_life_Nov-14-191003