El puesto de Fabio es un Foodtruck que se especializa en hamburguesas y tiene una posición fija en un lindo lugar del bajo de San Isidro. Está en una zona donde cada vez hay más propuestas gastronómicas pero debo decir que para mí está un poco escondido. No se ve desde la calle y si bien hay un cartel tampoco es muy notorio. Pero evidentemente el “boca en boca”, sumado a la fama de su dueño, funciona muy bien porque el domingo pasado finalmente fui y había un montón de gente. 

Y hace tiempo que yo quería ir. Me queda muy cerca de mi casa pero como abre solamente los fines de semana me costó varios meses encontrar el momento justo para ir. Porque además yo sabía que era un lugar al aire libre entonces pretendía ir al mediodía para contar con buena luz para las fotos.

the_burger_life_Jan-16-153124

Su dueño es nada menos que el humorista argentino Fabio Alberti. Al cual yo miraba y me hacía reír mucho en los años noventa en el programa Cha cha cha con los también geniales Alfredo Casero y Diego Capusotto. Sé incluso que Fabio muchas veces anda por el puesto sacándose fotos con la gente e incluso haciendo alguna que otra hamburguesa.

Pero este no es un blog sobre la farándula y yo fui a probar sus hamburguesas así que vamos al grano. En el menú hay unas cuantas hamburguesas pero más bien clásicas. Lo más innovador que proponen es seguramente la “Fasulo” con hongos portobello y queso brie pero yo igualmente me pedí la “Pinchila” que viene con cheddar, panceta, salsa BBQ y pepinillos.

the_burger_life_Jan-16-153128

La hamburguesa estaba muy bien, pero tan solo lo bien que uno lograría en casa si fuera de compras y se trajera un buen pan, queso, panceta y la carne picada para hacer unos ricos pattys caseros. Sin dudas para mí el sabor fue ese. El pan era un pebete cuadrado, dulce y húmedo. El queso cheddar estaba bien pero la panceta, como casi siempre en Argentina, estaba muy poco cocida. Ni por asomo crocante y la cantidad era apenas suficiente. En cambio si traía un montón de pepinillos que a mí por suerte me encantan!

the_burger_life_Jan-16-151250-2

La carne estaba bien caramelizada y sabrosa pero yo prefiero la carne más jugosa. El tamaño del sándwich no fue nada exagerado pero llena, no te deja con hambre y la verdad es económico, incluso más que McD o BK.

Lo que realmente me gustó mucho fueron sus papas fritas. Con cáscara e indudablemente caseras. Calientes y bien crocantes! Como deben estar y la porción es bastante generosa, lo cual garantiza que uno no se quede con hambre.

the_burger_life_Jan-16-151147

El pedido tardó unos 10 minutos por lo menos pero la verdad es que cuando llegamos había bastante gente. Las gaseosas son de marca Coca Cola y las sirven en vasos de medio litro directamente desde una botella grande, de las que se compran en los supermercados. Hay cerveza, vino y limonada con menta.

El lugar es muy lindo, sobre todo para ir con buen clima. Es al aire libre y uno come casi debajo de los árboles. Había música a un volumen considerable y al menos a nosotros nos tocó casi toda de la “Princesita Karina” jeje.

the_burger_life_Jan-16-160704

Hay un sector con mesas chicas y sombrillas. Y hay otro sector con mesas más largas y con bancos de madera. Lo cual lo configura como un lugar atípico comparado con cualquier otra hamburguesería de la ciudad que yo conozca. Así que yo creo que vale la pena conocerlo a pesar de que sus hamburguesas quizás no sean demasiado elaboradas. Pero si son muy ricas, a buen precio y las papas fritas realmente son excelentes.

Me gustó: lo mejor claramente fueron las papas fritas! y comer en un lugar abierto, lleno de verde. 🙂

No me gustó: la panceta, demasiado cruda y poca cantidad.

https://www.facebook.com/El-Puesto-de-Fabio-130592093788319/

 

puntajes_3

 

the_burger_life_Jan-16-151051 the_burger_life_Jan-16-150948 the_burger_life_Jan-16-160710-2 the_burger_life_Jan-16-145425 the_burger_life_Jan-16-161612