Es un poco triste cuando vas a un lugar con cierto entusiasmo y no se dan las cosas bien. Por un lado tenía una referencia directa de un amigo que había ido a comer acá hace poco y tampoco le fue bien. Pero por otro lado cuando busqué data de Holy Burgirls por google y las redes sociales me encontré con algunas fotos muy tentadoras, en especial de la Clementine BBQ con su torre de aritos de cebolla y decidí ir a probar por mí mismo. Así que les voy a contar mi experiencia con este local que hace honor a grandes mujeres de la historia argentina y mundial.

Esta hamburguesería queda en Bulnes 1248, justo en el límite de lo que es el barrio de Palermo pero un poquito alejado de la zona más de moda y gastronómica. En principio esto me jugó a favor ya que pude estacionar el auto, un viernes a la noche, justo en frente (y sin trapito). El local es chiquito, con lugar para unas 20 personas calculo yo, pero es llamativo, muy iluminado. Con mucha información en la vidriera, muchas promos, buen diseño gráfico y precios muy tentadores. Hasta acá veníamos bien.

the_burger_life_Jul-16-231129

Yo ya tenía muy en claro que me iba a pedir la Clementine BBQ (cheddar, BBQ, bacon y una gran cantidad de aros de cebolla bien finitos) y mi novia se pidió la Ananá Mirabal (ananá caramelizado, jamón y guacamole). Una cosa a destacar es que Holy Burgirls es una de las únicas hamburgueserías que yo fui en Bs. As. en las que se puede elegir distintos tipos de pan. Eso es muy atípico acá y mientras escribo esto no puedo recordar otra hamburguesería, al menos que yo conozca dónde se pueda. Igual mi memoria no es la mejor que le puede tocar a un ser humano.

the_burger_life_Jul-16-223851

Por ejemplo, por defecto las dos que pedimos nosotros vienen con pan de zanahoria y hay otras con pan de orégano, con pan negro (literalmente negro, con tinta en la masa) o con pan de manteca. Pero por supuesto te dejan cambiarlo a gusto y justamente el de manteca fue lo que pedimos nosotros para ambas.

El pan estuvo bueno, bien húmedo y liviano aunque he comido mejores. De todas maneras celebro mucho que acá se empiece a poner más énfasis y opciones en el pan. Pero por otro lado la carne parecía muy amasada y demasiado consistente. Además se le veían algunos condimentos mezclados. No se notaba una gran invasión de las especias en el sabor pero yo igual prefiero que sea solo carne, lo menos alterada posible y que el sabor en todo caso se le agregue luego sobre el patty en la plancha, con algún mix de condimentos. Esto es más que nada porque si uno agrega especias en la mezcla de carne no queda otra que amasar para integrarlas y esto da como resultado una hamburguesa gomosa, demasiado armada, como nos pasó acá.

El resto de los ingredientes estaba apenas bien. En la Mirabal el ananá era una feta muy finita y el guacamole también escaso y sin demasiada presencia o sabor. En la Clementine el cheddar era una salsa en vez de queso, rica pero no entiendo porque no usar directamente el queso. La salsa BBQ estaba buena, venía aparte y los aritos de cebolla estaban realmente riquísimos y en buena cantidad, fueron lo mejor de la noche. De las dos hamburguesas claramente ganó la mía en todos los aspectos.

the_burger_life_Jul-16-223802-2

Las papas fritas estaban muy frías. Estoy bastante seguro de que si hubieran estado recién hechas hubieran sido de las buenas, pero así como las trajeron estaban directamente para devolverlas (aunque no lo hicimos). El pedido tardó bastante en llegar, no sé si la temperatura de las papas tuvo que ver con eso o qué pero sinceramente deberíamos habernos quejado. Una de las porciones la pedimos con cheddar y panceta y que hay que reconocer que traía bastante.

the_burger_life_Jul-16-223901

Otra cosa que nos molestó es que los platos estaban decorados con orégano, un sabor muy invasivo que tiene mucho más que ver con una pizza que con una hamburguesa, o no? Las gaseosas de la línea pepsi también restaron para nosotros y el cole slaw tampoco estaba demasiado rico. Dentro de lo positivo hay que decir que se come barato y nos atendieron realmente muy bien. Es una lástima que las cosas no hayan salido bien esa noche porque parece ser un negocio con buena intención. Se nota que le pusieron ganas a varios aspectos como la imagen, el diseño del menú, la presentación de los platos y el concepto de homenajear a grandes mujeres. Pero se olvidaron un poco, a mi criterio, de lo más importante que es el sabor de la hamburguesa.

Me gustó: claramente los aritos de cebolla de la Clementine; el pan; la buena atención.

No me gustó: las papas fritas heladas; gaseosas de Pepsi; orégano en el plato; el cole slaw; la salsa de cheddar en vez de queso; la carne demasiado amasada.

https://www.facebook.com/holyburgirls/

 

puntajes_2

 

the_burger_life_Jul-16-223818-2 the_burger_life_Jul-16-220251